El Instituto Médico Paul-Ehrlich, que aconseja al gobierno, «considera que son necesarios más exámenes», tras casos de formación de coágulos sanguíneos en personas vacunadas en Europa, precisó un portavoz, en momentos en que varios países han tomado la misma medida.

Esta decisión tuvo lugar «tras nuevas informaciones sobre trombosis de las venas cerebrales vinculadas con la vacunación en Alemania y Europa», de acuerdo a la misma fuente.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) «decidirá si estas nuevas constataciones (de estos efectos secundarios) repercutirán en la autorización de la vacuna», añadió el vocero.

El ministro de Salud alemán, Jens Spahn, se dirigirá a la población en el correr de la tarde.

Italia también suspendió por «precaución» a partir de este lunes la vacunación con AstraZeneca tal como otros países europeos debido a las denuncias por probables efectos secundarios.

La Agencia Italiana del Fármaco (Aifa) precisó que la medida fue tomada «por precaución y de manera temporal en todo el territorio», mientras se espera la decisión de EMA, la agencia europea de medicamentos, encargada de la evaluación en la Unión Europea.

La decisión se tomó en línea con las medidas adoptadas por otros países europeos», precisa el comunicado.

Por su parte el presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunció este lunes la suspensión de la vacuna de AstraZeneca contra el Covid-19 a la espera de una recomendación de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) el martes.

«Se ha tomado la decisión (…) de suspender por precaución la vacunación con AstraZeneca y esperamos retomarla rápidamente si la recomendación de la EMA lo permite», dijo Macron.

Hace ya una semana que varios países han suspendido la inoculación con AstraZeneca tras constatarse serios problemas sanguíneos en algunos vacunados.

Austria fue el primero, al suspender un lote de vacunas el 8 de marzo a causa de la muerte de una enfermera quien venía de recibir una dosis de AstraZeneca. La mujer, de 49 años, falleció por una mala coagulación sanguínea.

Después, otros países, entre ellos Italia, suspendieron algunos lotes aislados. Varios países escandinavos (Dinamarca, Noruega e Islandia) fueron más lejos y suspendieron todas las vacunas de AstraZeneca, seguidos por Holanda, el domingo.

La vacuna de AstraZeneca es una de las tres que se utilizan en Alemania, en tanto una cuarta, de Johnson & Johnson, ya ha recibido el beneplácito de las autoridades europeas y será distribuida entre mediados y fines de abril, de acuerdo al ministro de Salud.