CuriosidadesMundo

Gente de Bolsonaro toma las sedes del gobierno de Brasil

La toma se realiza a una semana después de que el presidente Luiz Inácio Lula da Silva tomara el poder; tomaron las sedes de los tres poderes de país.

La policía brasileña enfrentó con gases lacrimógenos a cientos de partidarios del expresidente ultraderechista Jair Bolsonaro que lograron ingresar a loa edificios gubernamentales de la capital en Brasilia, una semana después de la investidura del presidente izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva.

La plaza de los tres poderes de Brasilia habían sido acordonada por las autoridades, pero bolsonaristas que se niegan a aceptar la elección de Lula retiraron las vallas de seguridad y decenas de ellos subieron la rampa del edificio para ocupar la azotea del Congreso de Brasil, la sede del Supremo Tribunal Federal y el Palacio de Planalto, la sede del ejecutivo.

ASALTO SIMILAR AL DEL CAPITOLIO EN EU

Las impactantes imágenes, que recuerdan al asalto del Capitolio en Estados Unidos, muestran una marea humana ingresando en el edificio de arquitectura moderna, sede de la Cámara de Diputados y del Senado. Muchos de ellos estarían ingresando con armamento. Los manifestantes ocuparon el techo, pero también los jardines adyacentes, incluido el del palacio presidencial de Planalto. Bolsonaro, quien fue derrotado por estrecho margen por Lula en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del 30 de octubre, viajó a Estados Unidos dos días antes de entregar el cargo a su sucesor.

El ministro de Justicia, Flávio Dino, dice que “no prevalecerá” la voluntad de los bolsonaristas radicales que han invadido el Congreso Nacional y rodean las sedes del Ejecutivo y del Poder Judicial. Las fuerzas de seguridad intentan repeler ataques a la sedes.

LULA DA SILVA DECRETA LA INTERVENCIÓN FEDERAL

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, condenó la toma del Congreso de Brasil, el Supremo Tribunal Federal y el Palacio de Planato de Brasilia por parte de simpatizantes de Jair Bolsonaro este domingo, calificándolos en reiteradas ocaciones como “bándalos” y que serán “condenados” conforme a la ley, siendo enfático que “no voy a renunciar” al cargo.

“Los que llamamos fascistas invadieron la sede del gobierno, la sede del Congreso y la sede de la Corte Suprema. Creemos que hubo una falta de seguridad. Serán encontrados y castigados. La democracia exige respeto a las instituciones”, dijo Lula en una declaración de prensa mientras se encontraba de gira en Sao Paulo.
Decretó la intervención federal del gobierno para control de la situación en Brasilia. Citó la incompetencia o mala fe de “las personas que se ocupan de la seguridad en Brasilia”.

MANDATARIOS CONDENAN LA TOMA DEL GOBIERNO

El canciller Marcelo Ebrard condenó la toma del Congreso de Brasil, destacando el gobierno de México muestra su “pleno respaldo” al presidente Luiz Inácio Lula da Silva “electo por voluntad popular”.

“Frente a los acontecimientos en Brasil ,manifestamos el pleno respaldo de México al Gobierno del Presidente Lula electo por voluntad popular. Rechazamos cualquier intento en contra de las instituciones democráticas que se ha dado ese pueblo hermano”, dijo Ebrard en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, condenó los ataques al Congreso de Brasil, el Supremo Tribunal Federal y el Palacio de Planato por parte de simpatizantes del ex presidente Jair Boslonaro, sumándose a las reacciones internacionales de lo ocurrido este domingo.

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, expresó su solidaridad con el gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva y llamó a la región a unirse contra “la reacción antidemocrática”, luego de que simpatizantes del expresidente Jair Bolsonaro invadieron este domingo las sedes de los tres poderes en Brasil.

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, condenó la toma de las sedes del gobierno de Brasil, pidiendo además una reunión urgente de la Organización de Estados Americanos (OEA) para tratar la situación en Brasilia, reiterando que el “fascismo” de la derecha quizó hacer un golpe de Estado.

“La izquierda brasileña ha tenido gente torturada, asesinada, desaparecida y nunca has leído una noticia de partido o movimiento de izquierda invadiendo el Congreso Nacional, Corte Suprema o el Palacio del Planalto”
Luiz Inácio Lula da Silva presidente de Brasil

La plaza de los tres poderes de Brasilia habían sido acordonada por las autoridades, pero bolsonaristas que se niegan a aceptar la elección de Lula retiraron las vallas de seguridad líderes del continente condenaron la violencia en la capital brasileña.

AGENCIAS/BRASILIA
Mostrar más
Botón volver arriba