CuriosidadesMundo

Joven se graba con un casuario en Australia sin saber que es el ave más peligrosa del mundo

Muchas personas no conocen al casuario, un ave que se considera la más peligrosa del mundo porque, gracias a sus características, podría fácilmente matar a un humano, por ello algunos se pueden topar con ella sin saber el peligro al que se exponen.

Así sucedió con un grupo de jóvenes que se encontraba en Australia, cuando en un momento de descanso en la playa se encontró con esta especie y sin ninguna precaución interactuó con ella.

Ellos, sin tener ningún conocimiento del animal que tenían enfrente, se emocionaron al ver al tierno pájaro que exploraba con curiosidad los objetos en la arena y grabaron el momento, pero al publicarlo les llegaron las advertencias.

“Ese pájaro te puede matar” y “es uno de los animales más peligrosos del mundo, busca en Google”, fueron algunos de los comentarios que recibieron.

Los jóvenes terminaron su encuentro con el casuario tranquilamente y fue hasta después que descubrieron el peligro en el que estaban, pero afortunadamente nada sucedió.

¿Por qué el casuario es peligroso?

Los casuarios son aves que viven en el norte de Australia y, debido a su gran tamaño, se han ganado la mala fama de ser muy peligrosos.

Poseen un plumaje negro y patas escamosas que tienen una uña que resalta y que con tan solo una patada podría hacer un gran daño.

Tiene un plumaje llamativo, pues aunque en el cuello solamente se encuentran unas pocas plumas, en su piel se pueden llegar a desarrollar increíbles colores en tonos rojos, morados, azules y naranjas.

Los casuarios son pájaros que no tienen la capacidad de volar, pero carecer de esta posibilidad no le quita mérito a su grandeza, ya que un macho erguido puede alcanzar el tamaño de una persona de 1.65 metros y llegar a pesar 50 kilos.

Además, son extremadamente protectores con sus nidos y acercarse a un macho que está empollando podría provocar un ataque. Si alguien intenta cazarlo o matarlo, el resultado llegaría a ser fatal.

Sin embargo, es necesario aclarar que esta especie no es agresiva, únicamente reccionan ante un ataque. Si se les trata con respeto las aves se muestran tímidas, pacíficas e inofensivas.

De acuerdo con un artículo de National Geographic, el último caso registrado en Australia en el un casuario estuvo involucrado en la muerte de alguien fue en 1926, en defensa propia.

Esta ave australiana forma parte de la lista de animales en peligro de extinción y no se cuenta con una cifra exacta de cuántos quedan todavía, pero la estimada arroja que son entre mil 500 y 2 mil casuarios en el mundo.

Una de las causas de muerte es el enfrentamientos para proteger a sus polluelos, en los que el depredador los llega a matar o durante una persecución llegan a la carretera donde los atropellan.

Por esto no es raro ver advertencias en las carreteras para evitar que ocurran dichos accidentes.

Agencias/Australia
Mostrar más
Botón volver arriba