MundoSalud

La causa de Parkinson podría estar en las bacterias intestinales

En el mundo, más de 8,5 millones de personas viven con enfermedad de Parkinson. Es el trastorno neurológico que ha aumentado más rápidamente durante los últimos 20 años. Desde las ciencias se busca averiguar cuáles son las causas del problema, es decir, por qué se produce la pérdida de células nerviosas asociada al trastorno.

Un estudio realizado por investigadores de Finlandia e Italia encontró más evidencias para afirmar que una bacteria podría estar involucrada con el desarrollo de la enfermedad de Parkinson.

Los síntomas más comunes del Parkinson son lentitud de movimientos, dificultad para iniciar movimientos (bradicinesia), temblor de reposo, rigidez muscular, y dificultades en la marcha y el equilibrio. Inicialmente la enfermedad de Parkinson puede afectar un solo lado del cuerpo.

El grupo del profesor Per Saris, del Departamento de Microbiología, de la Facultad de Agricultura y Silvicultura de la Universidad de Helsinki, en Finlandia, publicó resultados que demuestran que las bacterias del género Desulfovibrio están relacionadas con la enfermedad de Parkinson.

También encontraron que el mayor número de ese tipo de bacterias en los pacientes también está correlacionado con la gravedad de los síntomas de la enfermedad. El trabajo fue replicado por investigadores de China y llegaron a la misma conclusión.

“Sólo una pequeña parte, aproximadamente el 10%, de la enfermedad de Parkinson está causada por genes individuales”, comentó el profesor Sari. Los hallazgos de su equipo indican que es probable que cepas específicas de la bacteria Desulfovibrio también estén asociadas al desarrollo de la enfermedad.

El objetivo del grupo era investigar experimentalmente si las cepas de Desulfovibrio que se encuentran en los pacientes pueden provocar el avance hacia la enfermedad de Parkinson.

El trabajo fue publicado en la revista Frontiers in Cellular and Infection Microbiology. Lo que demostraron es cepas de la bacteria en pacientes con Parkinson pueden causar agregación de la proteína alfa-sinucleína en un nivel estadísticamente significativo en un organismo modelo para la enfermedad de Parkinson. Como organismo modelo se utilizó el gusano Caenorhabditis elegans.

El estudio también descubrió que las cepas de Desulfovibrio aisladas de individuos sanos no causan agregación de alfa-sinucleína en el mismo grado. Por el contrario, los agregados causados por las cepas de Desulfovibrio en pacientes con la enfermedad de Parkinson eran también mayores.

De acuerdo con Sari, los resultados podrían en el futuro usarse para hacer detecciones de la bacteria en los pacientes y desarrollar un tratamiento para su control.

En las conclusiones del trabajo, los investigadores aclararon que “son necesarios estudios futuros para evaluar más a fondo” el papel de las bacterias en el desarrollo de la enfermedad. También allí señalan que mantener “la concentración de las bacterias a un nivel bajo podría ser una estrategia preventiva para la enfermedad de Parkinson”.

AGENCIAS/FINLANDIA
Mostrar más
Botón volver arriba