Estado

¡Liberan a Jueza que había sido detenida por agresión a la autoridad!

Después de pasar 45 horas detenida en los separos de la policía, la jueza Angélica Sánchez Hernández pudo recuperar su libertad, luego de que la Fiscalía de Veracruz, a cargo de Verónica Hernández Giadáns, no pudo acreditar el delito de agresión a la autoridad, que le imputan.

“A criterio del órgano técnico investigador, hasta el momento no se cuenta con elementos para justificar la prisión preventiva como medida cautelar (…) Por lo cual se dispone dejar en libertad a Angélica “N”, señaló la fiscalía en un comunicado.

No obstante, las autoridades informaron que la investigación en su contra continua, y que se ha realizado el desglose respectivo a la Fiscalía General de la República por hechos de competencia federal.
La liberación de  Angélica Sánchez ocurre después de que barras de abogados, jueves y litigantes expresaron su solidaridad con la jueza. Y señalaron el abuso de autoridad que constituyó la creación de un delito en su contra por ejercer su libertad de criterio.
El lunes 5 de junio, la jueza fue detenida  cerca de las 08:30 horas del lunes, fue trasladada a los separos de la policía, y fue incomunicada por más de cinco horas, tiempo en el que le infringieron tortura psicológica, física, y fue obligada a realizar disparos con un arma de fuego.
Un día antes de su detención,  la jueza Angélica Sánchez había emitido una resolución –en cumplimiento de un amparo otorgado por un juez federal– en donde determinó no vincular a proceso a  Itiel Palacios García, alias el “Compa Playa”, identificado por las autoridades de Veracruz como un generador de violencia en la entidad.
La jueza determinó no hacer la vinculación a proceso debido a las deficiencias de la investigación, que integró la Fiscalía General de Veracruz, a cargo de Verónica Hernández Giadáns.
El hijo de la jueza, Gustavo Gómez  relató que el día de su detención, su madre apenas había avanzado unos metros abordó su vehículo para acudir a la cita en el Poder Judicial, cuando fue interceptada por una patrulla de Seguridad Pública.

“Bajan a mi mamá a jalones, le ponen una capucha en la cabeza, la empujan a la patrulla, y se la llevan. Otro oficial se sube al coche de mi mamá, y se lo lleva también, con rumbo desconocido. Así fue como ocurrió la detención de mi mamá, lo demás son mentiras sucias”, dijo su hijo.

En un primer momento, la familia de la jueza Angélica Sánchez denunció la desaparición de su madre, porque a pesar de que acudieron a instancias oficiales para conocer su paradero, se las negaron.
Fue después de cinco hora de estar incomunicada, y cuando las barras de abogados comenzaban a circular mensajes para pedir informes sobre su paradero, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez confirmó que Angélica Sánchez había sido detenida.
Sin precisar los delitos por los que la juez había sido detenida, el mandatario veracruzano señaló que la detención ocurrió a partir de la determinación de no vincular a proceso a Itiel, alias “El Compa Playa”, porque a decir de García Jiménez, “la jueza actúo sospechosamente, extrañamente… porque teniendo la libertad de volver a vincularlo a proceso, ordena su liberación. Está detenida, y eso (los delitos) ya los decidirán”.

“Cómo es posible que el sistema judicial y algunos jueces antepongan aberraciones legales para liberar a los delincuentes, a los que tienen  poder económico, que pueden corromper jueces”, insistió el gobernador.

Sin embargo, el abogado Carmelo Reyes Gallardo, quien lleva la defensa de la juez, indicó que a la jueza le fue creado el delito de agravio a la autoridad, contemplado en el artículo 371 Quinquies del Código Penal de Veracruz, que establece de 7 a 15 años de prisión, y de 400 a 800 unidades de Medida Actualizadas diarias, a quien amenace o agreda a  un integrante o elemento de alguna institución de Seguridad Pública.
El abogado advierte que en su relato contra la juez, la fiscalía señala que cuando la jueza circulaba por Xalapa y se encontró con una patrulla de la policía, comenzó a hacer alarde su cargo, amenazó a los agentes policiacos, sacó un arma, y disparó contra ellos. La Fiscalía señaló también que al revisarla, encontraron droga en su unidad.
El jurista Carmelo Reyes dijo que es “alarmante” que se le cree un delito a una jueza, a partir de que ella en cumplimiento de una ejecutoria de amparo otorgado por un Tribunal Colegiado, emite una resolución en la que se libera a una persona.

“Un Tribunal le dice que deje insubsistente un acto, y luego con libertad de jurisdicción ella valore, y ejerza su libre arbitro jurisdiccional. Y lo que tenemos, es que recibe una llamada de la presidenta del Poder Judicial, y la reprime por no avisarle lo que iba a hacer, y donde le dice que se atenga a las consecuencias. Ahora lo que tenemos es la creación de un delito”.

Como la detención fue realizada en supuesta flagrancia el día lunes, la juez se encuentra detenida en los separos de la policía, mientras se desahoga el plazo de 48 horas para que la Fiscalía reúna los datos de prueba, y la presente ante una instancia judicial.

El jurista Carmelo Reyes estima que la mención del arma que hace la fiscalía, y el obligarla a realizar disparos “es con la finalidad de cuadrar el uso de un medio violento, para solicitar la prisión preventiva oficiosa”.

El delito de agravio a la autoridad que se busca atribuir a la juez, está contemplado en el artículo 371 Quinquies del Código Penal de Veracruz, y fue creado a la par del delito de ultrajes a la autoridad, en 2021 por el gobierno de Veracruz, que encabeza Cuitláhuac García Jiménez. Y que fue declarado nulo en febrero del 2022 por la SCJN.

Agencias/Xalapa, Veracruz
Mostrar más
Botón volver arriba