La Bolsa
Home » Mundo » Molly, la bebé de embrión congelado en 1992

Molly, la bebé de embrión congelado en 1992

Tanto Gibson como su esposa habían intentado tener hijos durante muchos años, pero no tuvieron éxito y acudieron al Centro Nacional de Donación de Embriones en Estados Unidos.

 

AGENCIAS.- Molly Gibson, una bebé que llegó al mundo en octubre, rompió el récord al nacer de un embrión congelado 27 años atrás.

El embrión de Molly estuvo congelado desde 1992 hasta principios de este año, cuando Tina y Ben Gibson, de Tennessee, decidieron acudir al Centro Nacional de Donación de Embriones (NEDC) en Estados Unidos.

Molly nació el pasado 26 de octubre de 2020.

Antes, la pareja Gibson tuvo a su otra hija, Emma, en 2017, también proveniente de un embrión congelado 24 años antes.

Las hermanas Molly y Emma poseen los registros de nacimiento de embriones congelados más largos en la historia.

«Con Emma, ​​estábamos profundamente conmovidos por al fin poder tener hijos. Con Molly, nos sentimos de la misma manera. Es interesante que hayamos roto otro récord mundial nuevamente», dijo Tina Gibson a medios de comunicación.

Aunque nació en octubre de 2020, el embrión de Molly Gibson fue creado y congelado en 1992

 

Los dos hijos de Gibson nacieron con el apoyo del Centro Nacional de Donación de Embriones (NEDC) en Estados Unidos, una organización sin fines de lucro que ayuda a congelar embriones que las parejas no fertilizan, y posteriormente estos embriones se pueden «adoptar».

Tanto Gibson como su esposa habían intentado tener hijos durante muchos años, sin éxito, por lo que decidieron acudir a NEDC.

«Es una recompensa para mí ver a un lindo bebé nacer de un embrión congelado muchos años atrás. Es un honor participar en este proceso», dijo Carol, directora del laboratorio de NEDC.

Antes de los registros de Molly y Emma, ​​se sabía poco sobre las capacidades de desarrollo de embriones congelados durante largo tiempo. Sin embargo, el doctor Jeffrey Keenan, presidente de la NEDC, dijo que la edad de los embriones no afectó el resultado.

«Refleja la técnica utilizada en años anteriores y la capacidad de preservar embriones para el futuro, durante un período de tiempo indefinido», dijo Sommerfelt.

Y aseveró que alrededor del 75% de los embriones donados sobrevivieron a la descongelación y al parto de la madre adoptiva, cuya tasa de éxito fue del 25 al 30%.

x

TE PUEDE INTERESAR

Caldo de rata de campo, guiso de raíz indígena

Te contamos sobre ...

A %d blogueros les gusta esto: