Vida

Muere Sinéad O’Connor a los 56 años

AGENCIAS.- La cantante irlandesa Sinéad O’Connor ha muerto este miércoles a los 56 años.

La intérprete del exitazo ‘Nothing compares 2 U’, compuesto por Prince y que catapultó a O’Connor a la fama mundial a principios de los 90, fallece apenas 18 meses después de que lo hiciera su hijo Shane, quien se quitó la vida con 17 años.

Este episodio agravó la salud mental de O’Connor, que fue diagnosticada con trastorno bipolar en 2003 y amenazó en varias ocasiones de manera pública con suicidarse, lo que hizo saltar las alarmas sobre su situación.

Por el momento, no se conocen detalles en torno a su fallecimiento ni las causas de este.

Unos inicios exitosos en la música a finales de los 80

Nacida en Dublín en 1966, la cantante estuvo desde muy joven ligada a la escena musical de la capital irlandesa, no en vano desde sus inicios a finales de los 80 protagonizó una enemistad con los ya por entonces famosos U2. Un conflicto que terminaría resolviéndose con los años.

‘The Lion and the Cobra’ fue su primer album, lanzado en 1987 cuando O’Connor apenas tenía 21 años. Impresionó por la calidad de su voz, aunque el mundo sería consciente de su fuerza tres años después, cuando su interpretación del ‘Nothing Compares 2 U’ de Prince se convirtió en uno de los mayores éxitos que se recuerdan y que aún a día de hoy se asocia a la cantante.

Durante toda la década de los 90 y a principios del nuevo milenio, O’Connor siguió grabando álbumes explorando diferentes estilos musicales con buena acogida por parte de la crítica pese a los giros de guion.

Sin embargo, a medida que en el estudio conseguía calmar sus fantasmas, su vida personal se iba descomponiendo cuando la música dejaba de sonar.

Tras lidiar con otros problemas de salud como la fibromialgia, en 2003 le fue diagnosticado un trastorno bipolar que marcó su vida desde ese momento.

Problemas de salud mental y numerosas controversias

Años antes de eso, la imagen pública de O’Connor había sido motivo de controversia en diversas ocasiones por su descaro y poca contención a la hora de expresar libremente sus ideas sin importar las consecuencias.

Muy sonada fue su aparición en ‘Saturday Night Live’ cuando, durante la actuación en directo, modificó una de sus canciones para hacer una dura crítica a las acusaciones de pederastia contra la Iglesia, rompiendo una foto del Papa Juan Pablo II en pleno directo en la NBC, que hubo de responder a las miles de críticas.

Rebelde, curiosa y sin pelos en la lengua, Sinéad fue picoteando por diversos aspectos de la vida, explorando sus límites, su sexualidad y sus convencimientos, hasta llegar a confesarse homosexual en el año 2000 pese a que todas sus parejas habían sido hombres o convertirse al Islan en 2018, en otro giro de guion que no pasó desapercibido.

Han sido más de dos y más de tres las ocasiones en las que la ya desaparecida cantante irlandesa alarmó a sus allegados y fans al asegurar de manera pública que tenía claros pensamientos suicidas y pensaba quitarse la vida.

El fallecimiento el pasado enero de 2022 de su hijo Shane, de apenas 17 años, fue la última gran piedra en el camino de Sinéad, que se vio siemprfe atrapada por los monstruos de su cabeza.

Su vida de altibajos entre el olimpo de la música y el infierno de su interior marcó para siempre su existencia, que se apaga demasiado pronto tras toda una vida luchando contra las sombras.

Mostrar más
Botón volver arriba