Record

Polémica por el título de Lewis Hamilton de 2008

Los abogados del expiloto de Ferrari, Felipe Massa, emprendieron acciones legales contra los jefes de la Fórmula Uno y la FIA para reclamar daños y perjuicios derivados de una supuesta «conspiración» que le privó del campeonato de 2008.

En la carta de reclamación previa se afirma que, al brasileño, de 42 años, se le arrebató el título mediante acciones al más alto nivel que le costaron decenas de millones de euros en ganancias y primas perdidas.

Massa ha recurrido a abogados en Reino Unido, Brasil, Estados Unidos, Suiza y Francia. Una carta previa a la reclamación es una notificación legal formal requerida antes de que puedan iniciarse los procedimientos judiciales. No hubo respuesta inmediata de la FIA ni de la Fórmula Uno. La Fórmula Uno está actualmente de parón en agosto.

«En pocas palabras, el señor Massa es el legítimo campeón del Mundial de Pilotos de 2008 y la F1 y la FIA ignoraron de forma deliberada la mala conducta que le privó de ese título«, dice la carta, enviada desde las oficinas de Londres de Enyo Law el 15 de agosto.

«El señor Massa no puede cuantificar por completo sus pérdidas en este momento, pero estima que es probable que superen las decenas de millones de euros. Esta cantidad no cubre las graves pérdidas morales y de reputación sufridas por el señor Massa», agregó.

La carta iba dirigida al director ejecutivo de la F1, Stefano Domenicali, anterior jefe de equipo de Massa en Ferrari, y al presidente de la FIA, Mohammed Ben Sulayem, con sede en París.

En la misiva se advierte de que, sin una respuesta satisfactoria a sus posibles reclamaciones, Massa tiene la intención de «emprender acciones legales con el fin de obtener una compensación por el daño sufrido, así como el reconocimiento de que, de no haber sido por esos actos ilícitos, se le habría concedido el Campeonato de 2008».

Massa lideraba el Gran Premio de Singapur de 2008 cuando su compatriota Nelson Piquet estrelló su Renault contra el muro en la vuelta 14. El accidente provocó la salida del auto de seguridad y benefició al compañero de equipo de Piquet, el español Fernando Alonso, que ganó la carrera.

Massa no pudo puntuar tras una parada en boxes errónea y Lewis Hamilton, de McLaren, acabó ganándole por un punto para el campeonato.

Piquet reveló en 2009 que los jefes del equipo Renault le habían dicho que se estrellara, y que posteriormente fueron sancionados. El escándalo, bautizado como «crashgate», se convirtió en uno de los mayores de la historia del deporte.

«Quiero que se haga justicia. Entender si lo que pasó fue correcto o no», dijo Massa en mayo. «Si las personas más importantes de la Fórmula Uno y de la FIA lo sabían en 2008 y no hicieron nada, ¿crees que fue justo? No es justo».

AGENCIAS/NACIONAL
Mostrar más
Botón volver arriba