La Bolsa
Home » Mundo » Curiosidades » ¿Por Qué Los Gatos Arañan Los Muebles?

¿Por Qué Los Gatos Arañan Los Muebles?

Una de las principales causas por las que un potencial tutor es reticente a tener un gato son sus uñas. Los felinos que arañan los muebles pueden hacerlo por varios motivos, pues rascar es una conducta natural, pero podemos redirigir los arañazos a los lugares idóneos para ello.

Agencias.-

¿Conoces por qué los gatos arañan los muebles del hogar? ¿sabes cómo poner remedio a esta situación? Si la respuesta a ambas preguntas es no, aquí te lo contamos.

¿Por qué los gatos arañan los muebles?

Usar las uñas es una conducta natural para los felinos. Reprimir o intentar eliminar este comportamiento va en contra del bienestar animal de la especie.

Los gatos arañan los muebles o cualquier otra superficie por varias razones:

  • Para marcar el territorio con feromonas que secretan a través de las glándulas que se encuentran en los espacios interdigitales. La marca que dejan sobre la superficie arañada es también una forma de marcaje visual. En la naturaleza, el marcaje mediante arañazos y orina informa a otro individuo de su presencia sin necesidad de provocar un encuentro.
  • Para gastar sus uñas. Con el rascado diario liman y pulen sus uñas.
  • Para estirar su musculatura. Al apoyarse sobre la superficie a rascar estiran su espalda, patas y garras.
¿Por qué los gatos arañan los muebles?

Normalmente, los sitios de rascado están dentro del territorio habitual por el que se mueve el felino o en la periferia del mismo y junto a los lugares de descanso.

Si el gato no tiene en casa ningún objeto adecuado para realizar esta conducta, acabará haciéndolo en cualquier sitio vertical que encuentre, como el sofá, las cortinas, la pared… Además, siempre elegirá el mismo objeto para volver a hacerlo.

El castigo, que está contraindicado en el aprendizaje de las mascotas, mover las cosas de sitio o el reemplazo de los objetos no servirá para solucionar el problema. Hay que atajarlo tal y como te comentamos a continuación.

Cómo evitar que el gato arañe los muebles

La forma de evitar que el animal cause daños en el mobiliario doméstico dependerá, en gran medida, de la edad del gato y el tiempo que este haya permanecido en el hogar. Existen diversos escenarios a tener en cuenta.

Cuando el gato viene a casa por primera vez

Para prevenir que el nuevo gato arañe los muebles de casa desde pequeño lo más aconsejable es adquirir un rascador adecuado:

  • Los rascadores deben ser estables, que no se muevan si el animal se sube encima.
  • Suficientemente altos para apoyarse en él (más de 30 cm). La dirección de la fibra del tejido debe ser vertical, pero hay gatos que prefieren las superficies horizontales.
  • El material más utilizado suelen ser las cuerdas, pero también existen rascadores de madera y de cartón. Estos últimos son los preferidos de muchos felinos, pero el primero puede reponerse fácilmente cambiando las cuerdas cuando están muy gastadas.

Para animar al gato a rascar podemos impregnar el rascador con catnip (una planta natural que agrada y tranquiliza a los felinos), colocarlo en una habitación donde no haya más objetos que rascar o comprar uno lo suficientemente grande para que puedan utilizarlo todos los felinos, si hay más de uno en casa.

Los más populares en todos los hogares con gatos son los rascadores de tipo árbol que tienen varios niveles e incorporan camas y refugios.

Cuando el gato ya araña los muebles

Esto es más complicado, pero no imposible. Para redirigir el arañazo podemos cubrir el objeto que rasque el animal con algún material protector de forma que cambie la textura para el gato. Además, actualmente se comercializan sprays repelentes del arañazo que podemos aplicar en el mueble que el animal se empeñe en rascar.

Las feromonas pueden ayudarnos a redirigir los arañazos al rascador. Existen dosificadores de la hormona que atrae a los gatos a rascar que podemos utilizar para que arañe el rascador nuevo. Los gatos arañan los muebles, usualmente, porque no tienen otra cosa. Si les aportamos una solución mejor, nunca es tarde para que cambien.

Una garra de gato de cerca.

También podemos hacer uso del catnip para hacer más atractivo el nuevo rascador. Probar con diferentes tipos de rascadores para que el felino pueda elegir también es esencial. Una vez escoja su preferido, siempre rascará en el mismo.

Cada gato tiene sus preferencias respecto a qué superficies saltar, arañar, esconderse… observar su comportamiento habitual en casa nos dará pistas de qué rascador puede convencerle a largo plazo.

Un problema basado en la falta de actividad

Si ninguna de las estrategias anteriores funciona y el animal tiende a arañar y marcar todo lo que encuentra por casa, puede hacerse necesario consultar a un etólogo felino o acudir al veterinario.

El estrés crónico puede cambiar la conducta del animal y agravar los problemas que ya tuviera el gato. Por ello, aportar un enriquecimiento ambiental adecuado en el hogar desde el principio es esencial.

Con información de https://misanimales.com/
x

TE PUEDE INTERESAR

¡Chocó contra poste de la CFE y dejó sin luz a la colonia!

El responsable huyó ...

A %d blogueros les gusta esto: