DestacadoEstado

Transparencia de recursos, para mantener disciplina financiera en Veracruz

La Secretaría de Finanzas y Planeación fortalecerá las finanzas locales para tener mayor liquidez y desarrollar más proyectos.

 

AGENCIAS.- HR Ratings revisó al alza la calificación del estado de Veracruz, de “HR BBB-” a “HR BBB+” y modificó la perspectiva de Positiva a Estable.

La revisión al alza obedece al resultado observado en el balance primario ajustado con un superávit de 5.6% en el 2020 (contra el 2.4% proyectado previamente), así como mantener una tendencia creciente en los Ingresos de Libre Disposición (ILD) y un comportamiento estable en el gasto corriente, señaló el reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

“Con ello, el estado redujo su pasivo circulante y deuda a corto plazo al cierre del 2020, misma que correspondió a 4.3% de la deuda directa ajustada y se estima que absorba 3.8% de los Ingresos de Libre Disposición netos para el 2021 y el 2022 (contra 4.7% proyectado anteriormente)”, agregó el comunicado de la calificadora.

Al respecto, el titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación de Veracruz, José Luis Lima Franco, enfatizó que se trata del tercer año consecutivo que se reportan notas crediticias al alza para el estado.

Los resultados, detalló, obedecen a una serie de estrategias y acciones que tienen como base el manejo transparente de recursos para tener mejor liquidez.

“Gracias al manejo con orden, transparencia y disciplina financiera, Veracruz recupera su fortaleza financiera y se encuentra muy cerca de lograr la mejor calificación. Esto no sucedía desde hace más de una década, lo que pone a Veracruz como un referente en materia de saneamiento y fortalecimiento financiero en el territorio nacional”, sostuvo.

El secretario estatal aseguró que en el 2018 las finanzas de esta entidad federativa se encontraban “prácticamente en terapia intensiva, derivados de una mala administración anterior”.

“En tan sólo dos años se ha logrado lo que se veía como un imposible, pero hoy es una realidad y Veracruz cuenta con el aval de las calificadoras, la confianza de los mercados y la aprobación de los ciudadanos, que es lo más importante», puntualizó Lima Franco.

Metas

El funcionario indicó que luego del trabajo que se realizó para ordenar las finanzas estatales, el siguiente paso será fortalecerlas para tener mayor liquidez y desarrollar más proyectos para el estado, así como volver a obtener una calificación al alza.

“Estamos orgullosos del trabajo que hemos realizado, pero no nos damos por satisfechos y vamos a seguir fortaleciendo nuestras finanzas. Los primeros dos años sirvieron para poner orden, ahora vamos de cara al futuro para consolidar la transformación de Veracruz y tener finanzas más fuertes, ese es el compromiso de nuestro gobernador (Cuitláhuac García Jiménez) y vamos a cumplir”, puntualizó.

La agencia HR Ratings informó que para que Veracruz vuelva a obtener una calificación al alza necesita un desempeño presupuestal que fortalezca la liquidez y, para ello, debe reducir el endeudamiento a corto plazo.

“La calificación se podría ver beneficiada en caso de reportar una liquidez mayor a la proyectada a través de un superávit en el balance primario ajustado superior al 3.0% en el 2021, como producto de las medidas de austeridad implementadas y reducción del gasto corriente”, reiteró la calificadora.

“Lo anterior reduciría el uso de deuda a corto plazo, al mantener el servicio de deuda menor a 7.5% de los ingresos de libre disposición para el 2022 o reportar un nivel inferior a 20.0% en el pasivo circulante de los ingresos de libre disposición”, añadió.

Estimaciones

La firma estima que para el 2021 se reduzca el superávit en el balance primario ajustado a 1.0%, ya que se espera adquisición de financiamiento a largo plazo destinado a inversión pública, lo que ubicaría la deuda neta ajustada sobre los ILD en 76.5% para el periodo proyectado (contra 82.0% estimado anteriormente).

También se prevé que para el 2021 se genere una reducción en el superávit a 0.6% en el balance primario.

“En lo anterior, se espera que el gasto no operativo reporte un nivel elevado en el presente ejercicio fiscal, derivado de la adquisición de financiamiento proyectada para inversión pública, sumado a un monto 2.5% superior en el gasto corriente. Adicionalmente, se estima que los ingresos de libre disposición registren una cifra 0.9% inferior respecto al 2020”.

Sobre ello, se proyecta una contracción en las participaciones como efecto del nivel extraordinario en los incentivos derivados de la colaboración fiscal durante el 2020. Posteriormente, se espera un superávit primario de 2.3% para el 2022.

“HR Ratings estima que continúe decreciente el servicio de deuda al considerar un promedio de 9.3% durante el 2021 y el 2023. En cuanto al pasivo circulante, se espera que el estado liquide un crédito fiscal con el SAT, mismo que forma parte del pasivo contingente antes mencionado, por lo que la métrica se ubicaría en 24.5% para el 2021”.

Mostrar más
Botón volver arriba