La Bolsa
Home » Sucesos » Profesor jubilado, uno de los 10 detenidos en el caso de las Choapas y Minatitlán

Profesor jubilado, uno de los 10 detenidos en el caso de las Choapas y Minatitlán

Juan Alfredo Reyes Barragán de 56 años de edad, profesor jubilado y que para ayudarse con su pensión atendía una tienda de abarrotes en el ejido Vicente Guerrero mejor conocido como Las Cholinas, comunidad que se ubica a un costado de la carretera al Cerro de Nanchital, el maestro como era conocido, es uno de los 10 detenidos por agentes ministeriales en la madrugada del domingo 24 de enero del año en curso.

En entrevista vía telefónica con uno de sus hijos, y que pidió omitir su nombre, nos cuenta como de la noche a la mañana cambió la vida de toda la familia.

El profesor Juan Alfredo Reyes Barragán, dio clases en un ejido llamado La Piedrita, lugar ubicado sobre la supercarretera Las Choapas-Ocozocoautla, después de muchos años en la docencia decidió jubilarse para estar a a lado de su esposa e hijos.

Con esfuerzo, invirtió en una tienda de abarrotes la cuál atendía y se daba tiempo para presenciar los juegos de fútbol tanto de Las Cholinas como en el Cerro de Nanchital, y desde luego disfrutar a la familia y darle el tiempo que no pudo estar con ellos cuando atendía un salón escolar.

La familia del profesor Juan Alfredo, jamás imaginó que esa noche de sábado cuando se fueron a descansar, tendrían un despertar de pesadilla…

Eran las 05:25 horas del domingo, el ruido de camionetas frenando de manera brusca, alejó la tranquilidad de la comunidad que por ser día domingo se levantaban un poco más tarde.

Para muchos era algo normal ese ruido, ya que muchos automovilistas no alcanzan a ver los topes colocados en una recta y tienen que frenar de golpe.

Pero la paz de un nuevo amanecer huyó de ese lugar ante los gritos de los agentes ministeriales que vociferaban en la entrada de la casa del profesor cualquier cantidad de palabras ofensivas como; «te va a cargar la. Chingada», «hijo de tu perra madre» entre otras, al mismo tiempo golpeaban el portón pidiendo que abriera.

Para esto toda la familia del profesor se había despertado, el tuvo tiempo de ponerse un pantalón, y para cuando los agentes de la policía municipal entraron al interior de la vivienda después de haber destrozado ventanas y puertas, el ya los esperaba para pedir una explicación, más sin embargo sólo recibió insultos y la orden que se tirara al piso.

Ante el temor que le hicieran daño a él y a su familia, obedeció y con las manos en la.cabeza se recostó boca abajo.

Mientras dentro de este hogar era gritos y llantos, los agentes hicieron desorden con el pretexto de buscar indicios que incriminaran al docente.

Después de unos minutos la orden fue llevarse al profesor y a su hijo de nombre Juan Yahir Reyes de 21 años de edad, la esposa y madre de los detenidos trató de impedirlo y recibió un cachazo en la cabeza y desistió de su intención.

Padre e hijo fueron esposados y colocados en una de las 6 camionetas blancas donde se transportaban los agentes ministeriales.

En un principio el convoy de vehículos marca Hillux de modelos reciente, enfiló hacia la congregación del Cerro de Nanchital para resguardar a los detenidos, atrás de ellos, camionetas de los familires los seguían.

En el Cerro de Nanchital dieron a conocer que los detenidos, que para esos momentos eran ya 10 personas, serían trasladados a la cabecera municipal de Las Choapas, una hija del profesor se adelantó y espero a su padre en el puente de la supercarretera Las Choapas-Ocozocoautla pero nunca pasaron por ahí.

Por esta situación se manejó la versión que algunos de los detenidos estaban desaparecidos.

Fue alrededor de las 2 de la tarde que los detenidos hicieron una escala en el edificio de la Secretaría de Seguridad Pública Región XII con base en este municipio, para después ser llevados a la Fiscalía de Minatitlán donde permanecieron un par de horas para ser presentados ante las autoridades correspondientes en la ciudad y Puerto de Coatzacoalcos.

A la salida de la Fiscalía de Minatitlán, los familiares que esperaban afuera, denunciaron que los detenidos habían sido golpeados, incluyendo al profesor, a su hijo y a un adulto mayor.

Entre lágrimas, gritos de justicia y de ánimo, padres, hijos, esposas, hijas y demás familiares despidieron a los destinos y prometieron estar con ellos.

Por su parte el hijo del profesor que concedió esta entrevista, dice que su papá es inocente y que al momento de ser detenido no le leyeron sus derechos y tampoco presentaron alguna orden de un juez, acusa que los agentes ministeriales robaron dinero, objetos de valor y mercancía de la casa de sus padres.

Agencias/Las Choapas, Ver.-
x

TE PUEDE INTERESAR

Informan; Se aproxima caravana; cerca de 3 mil migrantes a Veracruz

Un promedio de ...